Amigos de la "blogosfera"

lunes, 8 de junio de 2009

Meditación


Quizás por deformación profesional, siguiendo los pasos de la Música por la isla de Mallorca encontré el lugar elegido por Chopin para aliviar los males que la enfermedad romántica le producía. Su habitación, su piano, los lugares por los que caminó, reposó, amó. Una delicia para los sentidos y para la imaginación.

"Ecos de marchitas polonesas reverberan en los valles de la Tramuntana"

5 comentarios:

Mariluz dijo...

Sí que parece un buen lugar para inspirarse, tranquilo, solitario, en tonos verdes y con el relajante frescor del agua. Buenas siestas se pegaría Chopin también, jeje.
Saludos!

Juanpla dijo...

¡Jope Mariluz! que honor tan inesperado verte por aquí. Bienvenida a este blog.
Un abrazote

Nacho Carreras dijo...

Hola Juan,
deduzco que has pasado por mi blog y te ha gustado lo que has visto a juzgar por el link, te estoy muy agradecido por ello.
Por otro lado, buen comienzo de blog, buena foto que invita al descanso.
Saludos.

Juanpla dijo...

Nacho, me alegro de verte por aquí y me solidarizo con tu hijo pues dice lo mismo que el mio, pero que le vamos a hacer, la fotografía es así.
Un abrazo.

Bob Fisher dijo...

Precioso patio y hermosa fotografías y composición. Me encanta el portón del fondo, llama mucho la atención por su color tan diferente al resto de la fotografía.

Un saludo.