Amigos de la "blogosfera"

miércoles, 13 de mayo de 2009

Espacios del Papa Luna


Era una mañana fría y lluviosa de diciembre, un cielo plomizo se desgranaba sobre Peñíscola triste sin el sol que la embellece. Cobijados del aguacero en uno de los salones que otrora pisara el Papa Luna observábamos, a la espera, la lluvia sobre el enlosado del patio del castillo que el Temple erigiera.

"Resuenan quedos en los nobiliarios salones los ecos de voces pretéritas"

2 comentarios:

Rubentxo dijo...

Eres un poeta, tío. Las frases finales de cada entrada de este blog son como pequeñas imágenes cargadas de historias.
Abrazos

joan dijo...

Bonitas fotos. Veo que has empezado tu blog hace poco. Pues sigue así, que en poco tiempo estarás enganchado a esto, en cuanto empieces a conocer a los compañeros tan estupendos que se mueven por aquí.

Un saludo.